Palabra Fresca

Palabras proféticas para el año 2011

Posted on: 11 enero 2011

 

Imagen cortesía de Getty Images

“2011 es el año de nuestra herencia y transformación profética”

Por John Mark Pool

¡Su herencia es inmensa!

Este es el comienzo de muchas palabras que vendrán para el 2011 sobre lo que el Señor me mostró como el año del Profeta. Puede tomar las palabras para este año y profetizarlas para que se manifieste la transformación de las riquezas del Reino en el 2011 y más allá.

Hebreos 9:15 dice: “Por eso Cristo es mediador de un nuevo pacto, para que los llamados reciban la herencia eterna prometida, ahora que él ha muerto para liberarlos de los pecados cometidos bajo el primer pacto”.

El 2011 también es el año para experimentar una nueva revelación. Mientras el Señor me entregaba las revelaciones para el 2011, tuve una serie de visiones de los tesoros del Reino de Dios y estoy seguro que usted quiere leerlas.

Cuando viajaba por Tierra Santa, caminé hacia la iglesia en Éfeso y la iglesia de San Juan. Sentía que el Señor estaba tratando conmigo y me detuve a observar la vasta región costera donde acabábamos de llegar por barco. Ni bien miré la expansión, el Señor me mostró cantidades inconmensurables de monedas de oro cayendo desde el cielo y acumulándose en toda esta área. Era un tesoro tan grande que también incluía muchas piedras preciosas como diamantes, rubíes, zafiros y muchas otras que hacían latir mi corazón con excitación. Luego volví a ver todas las ruinas como piedras y la historia pasada de estas iglesias.

Mi corazón estaba apesadumbrado por lo que esto significaba y pude oír al Señor diciéndome: “La unción de los sacrificios que hicieron mis siervos como Juan y Pablo, están provocando el derramar de las riquezas del Cielo sobre la tierra como un recordatorio eterno en mi Reino”. Sentí las penurias como los naufragios, el hambre, los castigos, la fatiga y las intimidaciones constantes que se lanzaron sobre sus ministerios para establecer esta Iglesia poderosa y continuar como un testimonio para todo el cristianismo. Dios me dijo con claridad: “Donde está tu tesoro, también estará tu corazón”

Sentí las lágrimas cayendo por mi rostro mientras analizaba la resistencia que ejercieron las fuerzas de las tinieblas para impedir que se establezca el fundamento de la verdad de Dios que produciría la transformación del espíritu, alma y mente de la gente. El Padre me aseguró que la unción, el depósito de vidas por medio de su sangre sembrada en esta tarea nunca terminó, los tesoros del Reino eterno sólo se incrementarán. Recogí una pequeña piedrita del camino y sentí que era más valiosa en ese momento que cualquier riqueza que este mundo me pudiera ofrecer.

Esto fue lo que dijo nuestro Padre sobre los tesoros de esta tierra: sólo decaerán, se oxidarán y serán comidos por las polillas, pero sus tesoros eternos durarán para siempre. Parecía no tener sentido pensar en ese momento sobre todas las cosas que no necesitamos en contraste con el valor que tenía la iglesia de Éfeso para el Reino de Dios.

Luego en una investigación posterior de la historia leí que la Iglesia en Éfeso establecida por Pablo, fue esencial en la región porque era la capital de la adoración pagana de la diosa Diana. Pablo se dio cuenta que la vasta área de Asia Menor tenía que viajar legalmente todos los años para ofrecer sacrificios a los dioses paganos que dominaban ese territorio. Por eso los comerciantes que vivían de la adoración a la diosa Diana se opusieron con tanta tenacidad a la nueva forma de adoración al Dios desconocido que traía Pablo por medio de Cristo resucitado.

Para Éfeso fue un gran desafío estar en el nido de los dioses paganos, tanto espiritual como financieramente. Esto no sólo era un riesgo para los practicantes de la adoración pagana. Era un peligro directo para el gobierno local que muchos fueran liberados para adorar al Salvador eterno, quien no reclamaba que las almas locales pagaran sacrificios a los dioses paganos. Además era un riesgo enorme para la estructura financiera del gobierno local. Esto hizo que todo el mensaje cambiara su valor supremo, así como la tremenda tenacidad para establecer la Iglesia y el Reino de Dios en Asia Menor, donde no eran bienvenidos.

Pero la Palabra de Dios se continúa predicando hasta el día de hoy en ese lugar. La gente sigue oyendo a diario la Palabra de Dios, el mensaje que llevaron Pablo, sus discípulos, Juan, Marcos y otros que declararon que el valor del Reino de Dios es eterno. Los que estamos en Cristo somos la misma familia de Dios con una herencia eternal que comienza cuando le dijimos sí a Cristo como el Señor de nuestra vida.

¡Decrete su aumento en el Reino!

El 2011 será un año para reordenarse frente al Reino de Dios. ¿Alguna vez profetizó, predicó, decretó y perseveró sólo para darse cuenta que sus frutos parecían muertos? No se rinda, decrete que su transformación comienza ahora. ¡Dios está tomando lo que el enemigo asumió como desorden y lo está transformando en un orden liberador! Comience a profetizar y decretar que su desorden se transforma en un nuevo orden de liberación. Reestructúrese por la transformación profética del orden de Dios. Cuando la Palabra comienza a cambiar nuestro entorno, no piense que es extraño que tenga que pelear con sus palabras de reordenamiento para ver la manifestación de su plenitud y liberación de los planes del enemigo para robar, matar y destruir su herencia. ¡Decrete ahora su aumento en el Reino!

¿Recuerda cuando el profeta Eliseo le profetizó un nuevo hijo para la mujer que edificó un cuarto para él? Le entregó una palabra a la mujer que hizo que se produjera un fruto invaluable desde la esterilidad. Cuando llegó el tiempo que su hijo creció para poder acceder a su llamado ministerial (incluso esto ocurrió en la época de la cosecha), el enemigo la atacó en el lugar más valioso para ella: el sitio de su herencia, porque su primogénito ahora estaba muerto.

¿Alguna vez alguien le preguntó qué debemos hacer ahora después que murió la promesa que nos profetizó? Hace que este llamado profético sea más comprensible que sólo ser un proveedor de palabras para otros. Aprecio tanto la fe y el carácter del profeta cuando fue con la Sunamita para que tomara posesión de esta valiosa promesa. Eliseo nos enseñó que debemos conocer lo que oímos de Dios y enseñarles a otros que vale la pena pelear por el valor eterno de nuestra herencia.

También debemos notar que esto era más que dar una palabra profética y seguir adelante. Esto requirió la confrontación para establecer el Reino de Dios sobre los reinos de este mundo. Esta mujer sabía que su fuente era el hombre de Dios y no temió el conflicto que reposaba sobre su cama. El profeta supo que Dios le entregó una palabra porque la herencia de la familia ahora tenía doce años y continuaba testificando del valor eterno de la herencia de Dios profetizada en el entorno natural.

Gracias a Dios Eliseo tenía el llamado, desde un entorno de obediencia, para aprender de Elías la determinación para enfocarse en el manto de la doble porción que no lo dejaría fallar en este conflicto satánico. Dios le estaba demostrando a la Sunamita y a la región que cuando Él establecía su Reino con una Palabra, quedaba a disposición de sus siervos los profetas para que continuaran el Reino decretando las cosas que no son como si fueran.

Este es un mensaje de la tenacidad de los llamados por Dios para demostrar que su llamado no es para los de corazón débil sino para aquellos que abrazan la copa de sufrimiento así como los tesoros de las bendiciones. Cuando estamos dispuestos a oír, sembrar y perseverar, podemos ser el mensaje del Reino de Dios, sin importar la localización, la circunstancia, la dificultad o la ocasión. Dios quiere que avancemos en Él para ser su palabra para aquellos que serán transformados en un tesoro eterno.

Sí, nuestro tesoro real no está hecho por manos de hombres, es la relación eterna con el Padre. Dios recompensará abiertamente a aquellos que lo buscan y le obedecen, estableciéndolos sobre las naciones y reinos de este mundo, dentro del Reino eterno de Dios para reinar por siempre con el Señor en las alturas.

¡Busque primero el Reino de Dios y comparta sus tesoros ahora!

“Más bien, busquen primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas les serán añadidas” (Mateo 6:33). ¿Es importante buscar primero el Reino de Dios? Creo que esta palabra es un llamado para llevar al Cuerpo de Cristo otra vez hacia los valores básicos de dónde establecimos nuestro corazón así como el tesoro que demostraremos ante los demás. Como cristianos, los verdaderos herederos de las bendiciones del trono de Dios, debemos demostrarles a los perdidos el deseo de nuestro corazón por el valor correcto del tesoro mientras estemos sobre la tierra. Nuestros ejemplos vienen de Elías, Juan y Pablo, quienes no sólo nos enseñan a seguir a Dios y hablar su palabra, sino a compartir nuestra herencia eterna en el Reino con nuestra familia y los perdidos.

El ap. Pablo dijo: “… y ser fortalecidos en todo sentido con su glorioso poder. Así perseverarán con paciencia en toda situación, dando gracias con alegría al Padre. Él los ha facultado para participar de la herencia de los santos en el reino de la luz” (Colosenses 1:11-12). Dios es nuestro Creador y para todos aquellos que lo reconocen como Padre, estableció tesoros eternos como herencia para su familia.

“El hombre de bien deja herencia a sus nietos; las riquezas del pecador se quedan para los justos” (Proverbios 13:22). Quizá no tenga muchos tesoros terrenales para dejarle a su familia en esta vida, pero Dios nos dice que debemos concentrarnos en los tesoros de valor eterno que nadie puede destruir. ¡Qué bendición tener semejante legado de las riquezas del Reino para nuestra descendencia!

¿Qué es valioso para usted?

“Porque donde esté tu tesoro, allí estará también tu corazón” (Mateo 6:21). ¡Dios quiere nuestra relación con Él como nuestro tesoro invaluable para deleitarnos hoy y siempre! ¡La relación con Dios es todo! No podemos valorar nuestra morada eterna por medio de los tesoros terrenales. Dios no quiere que veamos esto en lo natural sino en el plano sobrenatural.

Dios no quiere que sus hijos, los justos, padezcan necesidad o que sus hijos mendiguen pan. Cuando alineamos correctamente las prioridades del Reino de Dios, las cosas que necesitamos nos alcanzarán como una manifestación de su herencia desde ahora mismo. Cuando perseguimos al Padre se establece una demanda sobre nuestra herencia que nos permite acceder a ella.

Mientras esperaba delante del Señor, compartió conmigo que el próximo año mostrará su mano de juicio. No se alarme por esto, porque es una bendición para todos aquellos que lo buscan a Él con todo su corazón. Mientras lo hacemos, debemos darnos cuenta que el juicio de Dios está alineado con sus misericordias que se renuevan cada mañana. Mirar al Padre nos ayudará a llevar a otros hacia su herencia eterna y no hacia el juicio permanente.

Juan 3:19 dice: “Ésta es la causa de la condenación: que la luz vino al mundo, pero la humanidad prefirió las tinieblas a la luz, porque sus hechos eran perversos”.

Sin embargo, Jesús vino para traer juicio y resurrección sobre nuestra vida, ahora podemos ser la misericordia que siempre triunfará sobre el juicio. Nuestras misericordias son nuevas cada mañana y podemos manifestarles el corazón de nuestro Padre a los que están en necesidad para que sean transformados proféticamente en herederos de la luz.

Si buscamos primero el Reino de Dios y no las ideas de las fortunas limitadas de los hombres, todas nuestras necesidades serán cubiertas abundantemente. Nuestro amado Padre, quien tiene todas las riquezas a su disposición, no quiere que sus hijos vivan en pobreza mental o física para que puedan manifestar las riquezas de su Reino. No debemos tener una existencia limitada con migajas que nos permitan subsistir, porque fuimos llamados como herederos del Creador del Cielo y la tierra. Cuando nuestros corazones se unen al del Padre, no sólo disfrutaremos de su abundancia integral, también nos contentaremos con menos en lo material, ganando una mayor abundancia por compartir con otros los tesoros espirituales que duran para siempre. ¡Eso es gastar la herencia de nuestro Padre desde ahora!

“He sido joven y ahora soy viejo, pero nunca he visto justos en la miseria, ni que sus hijos mendiguen pan” (Salmo 37:25).

¡Visión de la restauración de la riqueza de la unidad familiar!

Al recordar el mensaje del hijo pródigo en las enseñanzas de Jesús (Lucas 15:11-32), el hijo le pidió la herencia a su padre y la recibió antes. El padre la dividió y se la entregó al hijo menor quien fue rápidamente a gastarla en las cosas equivocadas que no le trajeron recompensas o bendiciones. Sin embargo, esto lo hizo recuperar el sentido, pensando que los siervos de su padre disfrutaban más que él porque vivía en el cochinero.

Como el hermano mayor y los demás, la naturaleza humana juzga la insolencia del hermano menor. Parece una recompensa justificable que se arrastrara asumiendo el rol de un sirviente, mientras se rebajaba para recibir el favor de su padre. Sin embargo, Dios no quiere que veamos las cosas desde el punto de vista humano para justificar las acciones que se acompañan de consecuencias. Pero desde la perspectiva eterna, estaba perdido del Padre y luego fue restaurado a una herencia eterna que esta tierra no le pudo ofrecer.

No hace mucho tiempo, el Señor me mostró el mejor final que desea para que podamos completar el mensaje desde la parábola del hijo pródigo.

Meditaba sobre la restauración de la unidad de la fe en la familia de Dios para el crecimiento del Reino, cuando de inmediato me vi ante el cuadro del pródigo regresando a su casa. Caminaba junto a él y su padre lo veía esperando que llegara. Mientras nos acercábamos, la excitación era evidente porque para el padre su hijo era el mayor tesoro de la tierra. Inmediatamente abrazó y besó a su hijo, poniéndole un anillo y sandalias nuevas para dar comienzo a la fiesta de celebración porque el hijo muerto ahora estaba vivo.

Luego entré a la habitación del hijo mayor que estaba incubando y pronunciando maldiciones sobre esta celebración. Cuando el padre lo oyó, le explicó que su hijo menor estaba muerto pero ahora está vivo. Le dijo que todas las riquezas terrenales de su padre siempre fueron de él, pero esta relación con el menor que regresó ahora era causa de gozo.

Luego el Señor me mostró qué nos quería decir hoy por medio de esta parábola. En mi visión, todos estábamos sentados en la mesa de la fiesta y el hermano menor vino a disculparse con el mayor dándole un gran abrazo. El hermano mayor estaba renuente a perdonarlo, pero se sintió aliviado cuando el hermano menor le aseguró que nunca quiso su herencia terrenal. Usó estas palabras: “A través de esta dura experiencia encontré la recompensa eterna de la relación con nuestro padre y la restauración de nuestra familia”.

Lloré mientras me alejaba de la visión porque muchos de nosotros en realidad somos alguno de los personajes de esta parábola. Sin importar si usted ha sido estafado, fue el padre fundador del negocio familiar o el Jacob que se enfrentó con Esaú, lo que importa es que conocemos las riquezas sin medida del tesoro eterno del Reino de Dios. Pude ver que la visión llegaba a un final feliz. El hermano mayor comenzó a llorar a los gritos y luego le pidió perdón por alimentar una animosidad infundada sobre los asuntos terrenales. Ambos comenzaron a recordar los tiempos pasados y a hacer chistes sobre los días de su juventud, mientras el padre lloraba de alegría porque toda la familia volvía a estar más unida que antes.

¡2011 es el año de nuestra transformación profética!

Dios no sólo quiere remendar corazones rotos o vidas perdidas, vino para restaurar lo que se había perdido por el pecado de un hombre. Vino para que no sólo tengamos vida, cuando le decimos sí a Jesús podemos comenzar una nueva relación con nuestro Padre celestial. ¡Debemos compartir el mensaje de las Buenas Nuevas con todos para comenzar a gastar nuestra herencia desde ahora!

Ok, comencemos a entregar ese mensaje eterno y sembremos tesoros eternos en los corazones y las vidas desesperadas por el tesoro infinito de la vida eterna. Comparta este tesoro con aquellos a quienes Dios lo guíe y dígales cuando le pregunten que se supone que debe invertir en ellos la herencia de su Padre.

John Mark Pool

 

“2011 es el año del cambio y la transición revelada”

Por Garris Elkins

El 2011 será el año de grandes cambios y transiciones en la Iglesia. Estos cambios y transiciones ya están ocurriendo en el plano espiritual. El año que viene estos cambios comenzarán a ser visibles dentro de la Iglesia en una gran medida. Estoy viendo cuatro áreas de cambio y transición que ocurrirán el año que viene y los describo a continuación.

Ocurrirá un nuevo alineamiento en los dones de equipamiento

En las últimas décadas hubo un amplio entendimiento sobre el ministerio de los apóstoles y profetas. Esto motivó que se levantaran movimientos alrededor de estos dos dones ministeriales. Se desarrollará una unidad profunda en el 2011 entre apóstoles, profetas y evangelistas como una cuerda de tres líneas para la cosecha de almas impulsada por el Espíritu Santo. Se soltará el gobierno de la cosecha. Habrá una inclusividad visible entre estos tres dones para preparar a la Iglesia para la cosecha sobrenatural.

Aparecerá una bendición sobrenatural en lugares inusuales

En el 2011 muchos harán un gran descubrimiento: en medio de sus fallas, Dios se mostrará para bendecirlos a pesar de sus errores obvios y visibles. Habrá un avivamiento de bendición en lugares insospechados e inusuales. En el 2011 se soltará una bendición para los pródigos y está programada una fiesta para ellos.

Cuando nos paramos en medio de las ruinas de los errores que muchos están experimentando y cuando Dios viene de una manera inesperada con provisión y bendición sobrenatural, ese momento de misericordia producirá una profunda humildad, arrepentimiento y adoración que ninguna fórmula de éxito puede proveer. Nuestras canciones de arrepentimiento en medio de nuestras fallas, cantadas bajo la bendición de Dios, soltarán un entendimiento profundo de su corazón misericordioso.

Dios quebrará las reglas de la productividad religiosa

Recientemente un consejero amigo me habló de un líder que estaba agotado. El consejero le dijo que dejara de estudiar, de tener devocionales diarios, de hacer planes y simplemente aprendiera a descansar en la presencia de Dios. Ninguna de estas cosas que el líder debía dejar de hacer estaba mal. Todas ellas son parte de una vida    cristiana saludable. Las disciplinas espirituales de su vida se transformaron en los lugares desde donde trataba de hacer funcionar su vida. El orden reemplazó a Jesús como el Dador de la Vida. Mi amigo quiso que este líder quebrara las reglas de la productividad religiosa para regresar a la simplicidad de la fe en Jesús.

Dios está quebrando las reglas de productividad de los hombres que afirman que “hacer más nos hace más santos”. Dios desea que dejemos de tratar de probar nuestro valor para Él por medio del deber religioso. La productividad es el lenguaje de los esclavos. La herencia es el lenguaje de los hijos de Dios.

En el 2011 Dios le pedirá a su pueblo que se mueva hacia una revelación más profunda de la amistad que Jesús les prometió a sus discípulos. En Juan 15 Jesús les dice a estos nuevos amigos que el amo no confía en esclavos. Los esclavos no reciben revelación, sólo los amigos. Los esclavos trabajan desde una lista de ocupaciones que les entrega su amo. Cada día la rutina predecible de la lista de tareas produce un corazón derrotado en el esclavo. Dios quiere que sus amigos puedan oír su voz. Algunos tienen una mentalidad que los lleva a regresar a los cuartos de esclavitud del pasado, ahora Dios los está llamando hacia una relación de amistad y revelación fresca diaria que surge por vivir en su presencia.

Chicago experimentará el fuego de la presencia de Dios

En oración pude ver una imagen de una lupa enorme sobre Chicago y las comunidades circundantes. Como un rayo de luz a través de la lupa y enfocado en esta región, pude oír estas palabras: “Viene un incendio”.

El gran incendio de Chicago ocurrió en 1871 y ardió por tres días, destruyendo la ciudad y matando a cientos de personas. En el 2011 Dios producirá un incendio que reavivará la región de Chicago y traerá a miles a la nueva vida en Cristo. Se incendiarán las manos que se levantan normalmente durante los servicios de adoración. La gente literalmente sentirá el calor de la presencia de Dios en sus cuerpos. Una prominente mega Iglesia experimentará un Pentecostés que desafiará el entendimiento de algunos. Los sabios esperarán para juzgar lo que está ocurriendo. Dios levantará voceros inusuales entre estos ardientes que manifestarán lo que Él está haciendo.

Garris Elkins

 

“2011: Guía para estos días, ¿qué está haciendo Dios?”

Por Bobby Conner

En este tiempo de oscuridad y tinieblas profundas, muchos están tropezando en desesperación, abrumados por la confusión y la duda. Sin embargo, como seguidores de Jesús tienen una oportunidad asombrosa: “Debemos atrapar las claves de la sabiduría divina, conociendo cómo alentarnos en el Señor, sin tambalear o temer, sino avanzando con velocidad hacia nuestro destino y acceder a la ayuda del Cielo para vencer las pruebas y las adversidades por venir”.

Ester 4:14 dice: “Si ahora te quedas absolutamente callada, de otra parte vendrán el alivio y la liberación para los judíos, pero tú y la familia de tu padre perecerán. ¡Quién sabe si no has llegado al trono precisamente para un momento como éste!”. También recuerde que el Reino de Dios está en usted para un tiempo como éste

Nunca dude esto: “Dios mismo lo escogió para estar en la tierra en un tiempo tan crucial de la historia como este. Este es su destino, levántese, afírmese por la Verdad y haga una diferencia en el mundo. Usted es sal y luz, el Espíritu Santo lo ungió con una unción poderosa para operar. Está dotado de una manera única para navegar por estos tiempos, guiado por el Espíritu de Verdad” (vea Nehemías 9:20).

¡Prepárese para contemplar las obras del Señor!

Muchos tienen preguntas sobre los tiempos y las estaciones. ¿Cuál es esta estación? ¡Es la estación de la cosecha! Pablo nos informa que no debemos engañarnos porque cosecharemos lo que sembramos. Esto es extremadamente alentador porque muchos estuvieron ocupados por años en la intercesión, orando para que Dios llene la tierra con su gloria y clamando para que Jesús les entregue su recompensa. Muchos se unieron implorándole al Cielo para ver la gloria del Reino de Dios. Este es un tiempo de oraciones respondidas (vea 2 Corintios 6:2 e Isaías 49:8). Tendrá respuesta el clamor corporativo “venga tu Reino, sea hecho en la tierra como en el Cielo”.

Al acercarnos al final de los tiempos descubrimos que habrá una estación de gran cosecha, entramos en este tiempo con gozo y confianza, con gritos de alegría y adoración. Este no es tiempo para estar en derrota o desánimo, estamos llamados a caminar en libertad en cada área de nuestra vida. Por tanto, nuestro corazón debe llenarse de gozo y victoria.

El Salmo 126:1-6 dice: “Cuando el Señor hizo volver a Sión a los cautivos, nos parecía estar soñando. Nuestra boca se llenó de risas; nuestra lengua, de canciones jubilosas. Hasta los otros pueblos decían: El Señor ha hecho grandes cosas por ellos. Sí, el Señor ha hecho grandes cosas por nosotros, y eso nos llena de alegría. Ahora, Señor, haz volver a nuestros cautivos como haces volver los arroyos del desierto. El que con lágrimas siembra, con regocijo cosecha. El que llorando esparce la semilla, cantando recoge sus gavillas”.

¡Comenzó la gran cosecha! Este es el tiempo para entrar en los campos de cosecha del Señor, “contemplaremos sus obras”. Hechos 1:8 declara que recibimos el Espíritu de Dios por propósito y poder. Seremos herramientas efectivas en el campo de la cosecha.

Recientemente estaba clamando al Señor sobre el Salmo 90:16-17: “Oh Señor, ¡que aparezcan tus obras!”. Repetí esta oración varias veces, cuando repentinamente el Señor me habló y dijo: “¡Ve a trabajar!”. Si queremos ver las obras del Señor debemos trabajar en sus campos de cosecha. Enfrente estos días con confianza, conociendo que no estamos solos en la tarea que nos asignó, el Señor está con nosotros (vea Josué 1:9).

Multitudes se hacen las mismas preguntas:

¿Qué dice Dios? ¿Cuál es la palabra del Señor para el 2011? La hora crítica en la que vivimos demanda que sepamos lo que Dios está hablando. Por eso esta es una pregunta excepcionalmente importante. Sin embargo, hay una pregunta mucho más importante.

¿Qué está haciendo Dios?

Sin dudas, debemos tener oídos para oír lo que Dios está diciendo, ¡pero es extremadamente importante tener ojos para ver lo que Él está haciendo! Pídale al Espíritu de Dios que abra sus ojos espirituales para ver las obras y los caminos de Dios (vea Efesios 1:17-18). El plan y el propósito de Dios es soltar sus ojos y oídos para ver y oír (vea Mateo 13:16).

Nadie puede ser neutral o no estar comprometido. Estos días reclama que nos paremos firmes ante la verdad. Espero que usted se sienta profundamente estimulado y movilizado para buscar la revelación del Señor con todo nuestro corazón. Si nos comprometemos a poner todo nuestro corazón en las cosas de Dios tendremos una gran recompensa.

Jeremías 29:12-13 dice: “Entonces ustedes me invocarán, y vendrán a suplicarme, y yo los escucharé. Me buscarán y me encontrarán, cuando me busquen de todo corazón”. Dependa del Espíritu de Verdad para que sea su Guía y su Maestro, le dará revelación y entendimiento.

Juan 14:26 dice: “Pero el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, les enseñará todas las cosas y les hará recordar todo lo que les he dicho”.

Estos son días oscuros y peligrosos (vea 2 Timoteo 3:1) y necesitamos con desesperación la guía divina (vea Salmo 119:130). Pídale al Espíritu Santo que le imparta revelación y entendimiento sobre lo que está hablando (Santiago 1:5). Permita que el Espíritu de Verdad lo guíe profundamente hacia la Sabiduría de los tiempos. Sí, un abismo llama a otro abismo en este tiempo decisivo de la historia (vea Salmo 42:7). Este es un tiempo donde se manifestará el Maná escondido (vea Apocalipsis 2:17).

Nadie debe estar ocioso porque este es un tiempo de avance y promoción en el Reino de Dios. Active su mente para que pueda transformar al mundo, dejando de pelear para seguir haciendo lo mismo. Estamos ungidos para ser catalizadores de cambios extremos. Así como el joven David, con el corazón de un guerrero confrontó las burlas de Goliat, reconocerá que existe una “causa divina” (vea 1 Samuel 17:29).

El Espíritu de Dios revelará los secretos del corazón de Dios a los que lo busquen (vea Deuteronomio 29:29). Enfrente el futuro con fe, conociendo que el Dios todopoderoso le entregó su Espíritu para instruirnos en el camino que debemos seguir (vea Nehemías 9:20). Nadie necesita tropezar en la oscuridad, todos podemos caminar con coraje en la luz revelada de la voluntad de Dios (Salmo 119:105).

Confíe, ¡el Espíritu de Dios está obrando!

¡Está revelando el poder de Dios! Prepárese para contemplar la evidencia de la obra de Dios. Él está respondiendo el clamor del Salmo 90:16-17: “¡Sean manifiestas tus obras a tus siervos, y tu esplendor a sus descendientes! Que el favor del Señor nuestro Dios esté sobre nosotros. Confirma en nosotros la obra de nuestras manos; sí, confirma la obra de nuestras manos”.

El clamor desesperado de las multitudes continúa ascendiendo ante el Cielo, el pueblo de Dios está cansado de los rituales, debilitado por las palabras huecas, su clamor es ver la mano de Dios moviéndose en la tierra, contemplando el Señor en su esplendor y poder. Las palabras huecas y los programas pulidos no son suficientes para traer la gloria de Dios y desatar el poder de su Reino. Es tiempo para la acción (vea 1 Corintios 4:20).

Si vamos a ver la revelación del Reino de Dios, es imperativo que tengamos una demostración verdadera de su poder: “Yo mismo, hermanos, cuando fui a anunciarles el testimonio de Dios, no lo hice con gran elocuencia y sabiduría. Me propuse más bien, estando entre ustedes, no saber de cosa alguna, excepto de Jesucristo, y de éste crucificado. Es más, me presenté ante ustedes con tanta debilidad que temblaba de miedo. No les hablé ni les prediqué con palabras sabias y elocuentes sino con demostración del poder del Espíritu, para que la fe de ustedes no dependiera de la sabiduría humana sino del poder de Dios” (1 Corintios 2:1-5).

¡El clamor profundo de sus corazones por contemplar el poder de Dios recibirá respuesta! El Espíritu de Dios revelará su corazón operando poderosamente en estos días. El Señor dijo: “¡Mi pueblo tendrá hambre de poder por las razones correctas!”.

Prepárese para ser un instrumento en las manos del Maestro y llene su corazón con una fe atrevida, con una confianza inconmovible en el Espíritu de Dios que habita dentro de usted para que cumpla todo lo que está asignado para su vida. Esta es la seguridad y la confianza que tenemos por medio de Cristo en Dios. Esto no quiere decir que somos firmes porque calificamos por nuestra habilidad personal o por cualquier cosa que surja de nosotros, nuestro poder y suficiencia vienen de Dios.

2 Corintios 3:4-6 dice: “Ésta es la confianza que delante de Dios tenemos por medio de Cristo. No es que nos consideremos competentes en nosotros mismos. Nuestra capacidad viene de Dios. Él nos ha capacitado para ser servidores de un nuevo pacto, no el de la letra sino el del Espíritu; porque la letra mata, pero el Espíritu da vida”.

Que nuestra expectativa aumente más y más, esperando ver señales y maravillas que asombrarán la mente de los hombres (vea Efesios 3:20-21). Es tiempo para que la humanidad contemple con asombro el poder de Dios de una manera atrevida e inconfundible (vea Hechos 3:10).

Se está agitando una gran excitación en los cielos, millares de ángeles se están preparando para moverse a favor del pueblo de Dios. Espere asombrarse por la realidad de Dios. Estamos viendo dos eventos desarrollándose al mismo tiempo: los que están cayendo y los que tienen cada vez más hambre por el Dios viviente.

El amor radical produce un celo ardiente

Cristo revela que una de las características de los últimos días será que el amor de muchos se enfriará. “Habrá tanta maldad que el amor de muchos se enfriará” (Mateo 24:12). Sin embargo, el Señor tendrá su cosecha, sus trabajadores serán abrazados por su pasión y poder, así como los primeros discípulos trastornaron el mundo para Cristo. Nosotros experimentaremos lo mismo.

El Señor nos está llamando a volvernos a Él, arrepintiéndonos y amándolo con todo nuestro corazón para vivir en un amor radical. Apocalipsis 2:4-5 dice: “Sin embargo, tengo en tu contra que has abandonado tu primer amor. ¡Recuerda de dónde has caído! Arrepiéntete y vuelve a practicar las obras que hacías al principio. Si no te arrepientes, iré y quitaré de su lugar tu candelabro”.

Desde el corazón de la Iglesia se está levantando un anhelo cada vez mayor por vivir en la presencia de Dios. Esto resulta en un alejamiento drástico de la lujuria de la carne, buscando agradar al Señor en cada área de su vida.

Colosenses 1:9-10 dice: “Por eso, desde el día en que lo supimos no hemos dejado de orar por ustedes. Pedimos que Dios les haga conocer plenamente su voluntad con toda sabiduría y comprensión espiritual, para que vivan de manera digna del Señor, agradándole en todo. Esto implica dar fruto en toda buena obra, crecer en el conocimiento de Dios”.

Dios reclama una respuesta genuina ante lo que está diciendo y haciendo, nadie puede ser neutral o apático. Dios está llamando a sus guerreros para que defiendan la fe con un celo ardiente: “Tus tropas estarán dispuestas el día de la batalla, ordenadas en santa majestad. De las entrañas de la aurora recibirás el rocío de tu juventud” (Salmo 110:3).

Bobby Conner

 

“Tiempos de separación”

Prof. Bladimiro Wojtowicz

Luego de pasar un tiempo en oración para definir los lineamientos proféticos para el año 2011, el Señor me entregó una serie de visiones que se fueron desarrollando entre octubre y noviembre del año 2010.

Tsunami: tabla de integridad

1) Quedará expuesto nuestro nivel de compromiso con la Palabra revelada en medio del conflicto

Hebreos 10:35-39: “Así que no pierdan la confianza, porque ésta será grandemente recompensada. Ustedes necesitan perseverar para que, después de haber cumplido la voluntad de Dios, reciban lo que él ha prometido. Pues dentro de muy poco tiempo, el que ha de venir vendrá, y no tardará. Pero mi justo vivirá por la fe. Y si se vuelve atrás, no será de mi agrado. Pero nosotros no somos de los que se vuelven atrás y acaban por perderse, sino de los que tienen fe y preservan su vida”.

Mientras estaba orando tuve una visión donde me encontraba sentado junto a mi esposa descansando en una playa muy tranquila, cuando repentinamente comenzamos a oír un gran estruendo que venía desde el horizonte. No se veía nada y tampoco había señales de tormenta en el lugar donde estábamos. Luego el agua se retiró violentamente hacia el mar hasta una distancia de varios kilómetros, dejando al descubierto toda clase de estructuras como piedras, arrecifes, barcos hundidos y escombros.

A los pocos minutos pudimos distinguir una pared de agua y espuma que se levantaba desde el horizonte, avanzando a toda velocidad sobre la costa y arrasando con todo lo que había a su paso. La ola que se acercaba tenía más de cien metros de altura y aceleraba cada vez más su paso hacia la costa.

Ante esa situación, cualquier esfuerzo por escapar sería inútil e infructuoso. Entonces le pregunté al Señor qué debíamos hacer para superar esa situación y su respuesta fue: “Lo único que pueden hacer es correr hacia la ola para surfearla y pasar por encima de ella. Si se quedan en la playa mirando o tratan de escapar hacia tierra firme, se los va a tragar y desaparecerán. Aunque parezca la opción más arriesgada, es la única que tienen para salvar sus vidas. Los que traten de escapar a la ola perecerán sin remedio”.

Ante esta respuesta, corrimos a tomar unas tablas de surf que estaban en la playa y que hasta ese momento no habíamos visto, pero cada tabla tenía nuestro nombre escrito y estaba diseñada a nuestra medida. Aunque ninguno de los dos jamás nos montamos en una tabla de surf, la tomamos con toda propiedad y nos lanzamos hacia la única opción que teníamos: surfear la ola. Mientras corríamos hacia el agua vimos que muchas personas también recibieron el mismo mensaje y corrían hacia la ola con sus tablas. Entre ellos pudimos reconocer a algunos hermanos de la Iglesia y a muchos ministros.

Cuando todos comenzamos a remontar la ola, la intensidad del viento y el ruido eran indescriptibles, era como estar parado detrás de la turbina de un avión acelerando a toda potencia. Mientras ascendíamos por la pared de la ola, veíamos que las tablas de algunos se disolvían al entrar en contacto con el agua y desaparecían, hundiéndose en la profundidad del mar. Los que seguíamos avanzando, debíamos enfrentar la parte más empinada de la ola y ese era el punto de mayor dificultad, pero al llegar a la cresta las cosas cambiaron porque comenzábamos a surfear la ola. En ese momento pudimos ver las ventajas de estar en ese punto porque avanzábamos desde el lugar más seguro y a velocidades que nunca habíamos imaginado. La clave fue resistir la oposición del mar aferrados a nuestra tabla hasta llegar a la cresta de la ola.

Cuando la ola tocó tierra, avanzábamos a toda velocidad mientras veíamos cómo la parte más baja se tragaba todo lo que encontraba a su paso como si fuera una enorme máquina excavadora. Todo lo que levantaba a su paso aparecía en la cresta de la ola y podíamos tomar fácilmente con nuestras manos cualquier cosa que quisiéramos. Finalmente, la ola nos depositó, con suavidad, tierra adentro, mientras nuestras tablas estaban repletas con las cosas valiosas que recogimos mientras surfeábamos.

Cuando le pregunté al Señor el significado de esta visión, me respondió lo siguiente:

1. La playa donde estaban descansando representa a la Iglesia. En la playa hay personas que descansan, trabajan, se quejan, se pelean, se divierten, no se conforman con nada y otras que se aburren porque no hacen nada.

2. El mar representa las multitudes de las naciones, con todo lo que hay en cada una de ellas

3. La ola representa la bendición de las naciones que se vuelca sobre las costas, pero esto ocurrirá por medio de una gran tribulación.

4. La tabla de surf representa el compromiso con la Palabra revelada.

El Señor siguió diciendo: “Cuando comenzaron a oír el rugido de la ola, las aguas se retiraron dejando expuesto todo lo que estaba sumergido. Las piedras, los arrecifes, los escombros y los naufragios representan las cosas que por años tratamos de mantener ocultas debajo de la superficie, pero que al mismo tiempo son un peligro para cualquiera que pase por allí. Cuando las aguas se retiraron, expusieron todo lo que estaba oculto a la vista y ésta es una expresión del juicio que siempre se manifiesta antes que llegue la bendición”.

“Muchas personas pasaron tiempos de desierto y sequía en sus vidas por medio de circunstancias que expusieron todas las cosas que debían resolver. Aunque muchos no comprendieron por qué les ocurría esto, atravesaron ese tiempo y resolvieron todas las cosas que estaban pendientes en sus vidas. Esto limpió el terreno de todas las cosas ocultas que los harían peligrar cuando llegara el tiempo de la bendición sobre sus casas”.

“Cuando la ola se levantó sobre el horizonte, muchos corrieron tierra adentro para tratar de escapar del momento de la tribulación y éste es el peor error que puede cometer un hijo de Dios. Si se levanta una ola de adversidad desde el horizonte, eso puede significar una tragedia para quienes no tienen seguridad de su salvación, pero para los hijos de Dios es una oportunidad única para su promoción. Para la gente de fe no existe otra opción más que correr hacia la ola y enfrentarla con determinación, porque allí se manifestarán todos los beneficios del entrenamiento (discipulado) que recibieron en la playa (Iglesia)”.

“Muchos creyeron en esto y tomaron la decisión de avanzar hacia la ola con sus tablas para tratar de surfearlas, pero algunas tablas al entrar en contacto con el agua, se disolvían como si fueran de azúcar. El componente primordial con el que se confeccionaron las tablas es la integridad y no es más que el fiel reflejo de nuestro grado de compromiso previo con la Palabra revelada. Los demás componentes de la tabla surgieron de las piedras, los arrecifes, los escombros y los naufragios (las cosas con las que tuvieron que tratar de su carácter) que quedaron expuestos cuando se retiró la marea. Cuando todo eso se combinó, surgió una tabla sólida para resistir la presión, pero al mismo tiempo elástica para adaptarse a los cambios de las circunstancias”

“Muchos tienen tablas muy vistosas que parecen de última generación, pero su nivel de compromiso con el Evangelio del Reino es tan débil que al entrar en contacto con la ola de la adversidad se disuelven sin remedio. Aunque las otras tablas no eran tan llamativas en sus diseños y colores, resistían sin problemas a las presiones que les imprimía la ola.

Una vez que superas la adversidad del tiempo de tribulación, llegas a la cresta de la ola y desde allí tienes una perspectiva privilegiada sobre todo lo que hay por delante, viajando a velocidades que nunca antes imaginaste que podías alcanzar”.

Arriba salvación y cosecha

“Cuando la ola toca tierra, comienza a levantar todo lo que encuentra a su paso y lo envuelve en un remolino que lo arroja hacia su cresta. Como en ese sitio tu única preocupación es mantenerte sobre la tabla, puedes tomar lo que quieras que se encuentre al alcance de tu mano sin mayores esfuerzos. En ese punto tu preocupación no es tratar de llegar sino mantenerte allí, y eso te da una posición de privilegio desde donde puedes elegir qué se queda contigo y qué dejas pasar de largo. Ésta es una de las características de las personas que alcanzaron la madurez. Todo el despojo que dejaron los que huyeron del conflicto en el momento de la tribulación quedará a disposición de quienes asumieron el desafío y se determinaron a enfrentar la ola”.

“Para los que no desarrollaron un compromiso sólido con la Palabra revelada y aprovecharon el tiempo de desierto para recoger los materiales para confeccionar su tabla, este Tsunami espiritual será un desastre sin remedio. Cosecharán pérdida, desolación y destrucción. Para los que supieron aprovechar sus desiertos, removiendo de sus vidas todo lo que no sirve para los propósitos del Reino y estableciendo un compromiso firme con la Palabra revelada, será un tiempo abundante de salvación y cosecha como nunca antes vieron sus ojos. Cuando un Tsunami pasa por una región, ésta nunca más quedará igual, pero la historia la podrán contar sólo los que quedaron con vida”.

“Cuando se manifieste el Tsunami de mi Espíritu, sólo podrán surfearlo los que no se resistieron al proceso de formación del carácter del Señor en sus vidas”

Dos realidades se separan

2) Habrá una clara separación entre los que tienen una mentalidad terrenal, atados al plano natural y aquellos que perseveraron en fe, viviendo en santidad por la Palabra de Dios más allá de las circunstancias

1 Corintios 15:47-49: “El primer hombre era del polvo de la tierra; el segundo hombre, del cielo. Como es aquel hombre terrenal, así son también los de la tierra; y como es el celestial, así son también los del cielo. Y así como hemos llevado la imagen de aquel hombre terrenal, llevaremos también la imagen del celestial”.

Efesios 2:6-7: “Y en unión con Cristo Jesús, Dios nos resucitó y nos hizo sentar con él en las regiones celestiales, para mostrar en los tiempos venideros la incomparable riqueza de su gracia, que por su bondad derramó sobre nosotros en Cristo Jesús”.

Mientras oraba el Señor me mostró la imagen de la ciudad de Caracas, donde se distinguía con claridad el cielo y la tierra. Por un lado podía ver las nubes, los pájaros y el sol, y por otro los edificios, las calles, la gente haciendo sus cosas, los automóviles, etc. Era como una postal panorámica animada de alta definición que abarcaba toda la ciudad y el cielo sobre ella. Repentinamente, oí una voz fuerte y profunda a mi lado que dio una orden, y la imagen se partió con lentitud, transversalmente en dos, el cielo se movió hacia la derecha y la tierra hacia la izquierda. Al principio parecía que no ocurría nada, pero luego de un rato la tierra se oscurecía cada vez más mientras el cielo era cada vez más brillante y despejado.

Cuando me concentraba en lo que ocurría en la tierra, me sentí rodeado por una gran incertidumbre, desesperanza, pesadez y desazón. La gente corría de un lugar a otro desordenadamente, mientras se esforzaba por tratar de resolver sus problemas, aún pasando por encima de los demás, con tal de obtener lo que necesitaban para seguir un día más. Sus rostros eran serios y se podía ver con claridad la desconfianza que había entre todos ellos.

En las calles pude ver cómo la gente desesperada corría detrás de algo que quería, sin darse cuenta que a su paso se llevaba por delante a los más débiles, quienes quedaban tirados en el piso. Muchos de los que venían detrás de ellos los pisaban, sin tomar en cuenta sus gritos y sus reclamos. Todo lo que se desprendía de este cuadro era una gran desesperación provocada por el manto de incertidumbre, desesperanza, pesadez y desazón que reposaba sobre la gente.

Cuando me concentré en la parte superior del cuadro, pude ver que al principio el cielo estaba lleno de nubes oscuras como si estuviera a punto de soltarse un gran aguacero. En la medida que se movía en la dirección opuesta al cuadro anterior, esos nubarrones se comenzaron a aclarar y luego se disiparon paulatinamente para dar lugar a un sol radiante. El cielo tenía un color celeste muy profundo que daba una idea de lo ilimitado de la expansión. Esa imagen del cielo me impartía armonía, seguridad, paz y reposo.

Le pregunté al Señor cuál era el significado de esa visión y me dijo lo siguiente:

1. La postal que te mostré representa la realidad de la sociedad.

2. La tierra son las obras de los hombres.

3. El cielo es el lugar desde donde llamé a mis hijos para gobernar.

El Señor continuó diciendo: “En un primer momento ambas realidades parecen una sola porque todo está integrado dentro del mismo cuadro, pero cuando solté la orden para que comenzara el juicio, ambas realidades se separaron. En ese momento pudiste ver con toda claridad lo que ocurría con aquellos que vivieron toda su vida atados a una mentalidad terrenal. Seguirán peleando en sus fuerzas contra el enemigo, sólo para seguir adelante un día más. No podrán alcanzar su destino profético en la tierra, porque se niegan a abandonar su manera de pensar aferrada al plano natural”.

“El cuadro superior representa la dimensión celestial, el lugar desde el cual mis hijos ejercen el gobierno del Reino. En esa dimensión tienes acceso a la expansión ilimitada cuando te mueves en mi poder que no reconoce límites. La sensación de paz, descanso y reposo viene por causa de mi gobierno eterno en esa dimensión. Hasta ahora parecía que los terrenales y los celestiales tenían las mismas luchas, conflictos y probabilidades de vencer. Incluso muchos en mi Iglesia dudaron del valor de mantener una vida en santidad porque veían que los rebeldes prosperaban más que ellos, pero eso se terminó cuando ordené el comienzo del juicio”.

“En un primer momento parecía que nada sucedía porque los nubarrones seguían allí y los conflictos que enfrentaban las personas eran los mismos, pero al poco tiempo la diferencia entre ambas realidades se hizo cada vez más notoria. Esta separación se hará cada vez más evidente a lo largo de este año hasta el punto que los terrenales perderán toda capacidad de acción frente a las tormentas de la vida. Llegó el día de la manifestación de mis hijos que se mantuvieron fieles durante el tiempo de preparación. Viene el día donde los que vivieron aferrados a una mentalidad terrenal y carnal, se llenarán de vergüenza ante el peso de gloria que reposará sobre los celestiales. Esta separación comenzará el año 2011 y será cada vez más evidente”.

Conciencia de nuestra naturaleza celestial

3) Atravesaremos experiencias donde quedará expuesto el poder y la autoridad de la naturaleza celestial que recibimos por ser hijos de Dios como un testimonio irrefutable de su respaldo sobre nuestra vida

El Señor me entregó una visión donde me encontraba en el hospital donde me capacité como cirujano y al que no regresé desde entonces. Los jefes del servicio me dijeron que me quedara observando desde lejos mientras ellos revisaban a los pacientes porque hacía demasiado tiempo que no ejercía la medicina y podía causarles problemas serios. Mientras revisaban a los pacientes hacían chistes y se burlaban de mí por tratar de retomar mi carrera como cirujano. Repentinamente, un paciente saltó de su cama y atacó con violencia a los demás médicos, enfermeras y pacientes que trataban de calmarlo.

Todos los esfuerzos que realizaron para detenerlo fueron infructuosos porque la persona se ponía cada vez más violenta, pero pude ver con claridad que se trataba de una manifestación demoníaca evidente. Cuando esa persona trató de atacarme, lo miré fijo a los ojos y le ordené en el Nombre de Jesús que se sentara. En ese momento pude ver una luz azul muy intensa que brotó de mi cuerpo, la persona se sentó y fue libre de inmediato. Nadie podía comprender lo que había ocurrido, pero el paciente no dejaba de testificar acerca del poder libertador de Dios. Los médicos y enfermeras que antes se burlaban de mí se arrepentían de ello y querían saber cómo entregarle sus vidas al Señor.

En ese momento, el Espíritu Santo me dijo: “Así serán las manifestaciones de los celestiales en medio de los conflictos. Viene el tiempo donde los que se burlaron de mis hijos correrán desesperados hacia ellos para buscar la salvación. ¡Los perversos y malvados se avergonzarán por causa de la manifestación de la gloria de mi Reino en las vidas de mis hijos!”.

Visión del edificio en construcción

4) Se despertará un celo profundo en los apóstoles y profetas por revisar todos los procesos de edificación en la Iglesia para hacer los cambios y correcciones que consideren necesarias. Esto habilitará a los hijos de Dios para acceder a niveles cada vez mayores de su gloria.

Efesios 2:19-22: “Por lo tanto, ustedes ya no son extraños ni extranjeros, sino conciudadanos de los santos y miembros de la familia de Dios, edificados sobre el fundamento de los apóstoles y los profetas, siendo Cristo Jesús mismo la piedra angular. En él todo el edificio, bien armado, se va levantando para llegar a ser un templo santo en el Señor. En él también ustedes son edificados juntamente para ser morada de Dios por su Espíritu”.

Me encontraba junto al ap. Raúl Ávila recorriendo un edificio en construcción que estaba a punto de inaugurarse. El mismo tenía muchos pisos de altura y cada piso estaba destinado a una actividad diferente. Los pisos ubicados en la parte inferior estaban terminados y en pleno funcionamiento, los que estaban en la mitad se encontraban en un proceso avanzado de construcción y los superiores tenían sólo las paredes. El apóstol tenía en su mano una pequeña libreta y un lápiz para registrar los resultados del chequeo, evaluando con mucha atención todos los procesos que se desarrollaban en cada nivel.

Cuando subimos al último piso del edificio, se asomó por un balcón y se apoyó sobre la baranda para mirar hacia abajo. Ahí se dio cuenta que los soportes estaban sin asegurar y la baranda cayó al vacío. El apóstol se enojó muchísimo por la negligencia de los obreros que dejaron ese elemento de protección en esas condiciones, sin la menor consideración del riesgo de muerte que ello implicaba para la gente. En ese momento me decía que esos malos obreros no se daban cuenta que él era el responsable de la obra y debía asumir los daños que les pudieran causar a las personas.

Cuando le pregunté al Señor el significado de esta visión, me respondió lo siguiente:

1. El edificio es la Iglesia.

2. Los apóstoles, profetas y maestros son los responsables de supervisar la calidad de la edificación.

3. Los obreros representan a los pastores y evangelistas encargados de ejecutar los diseños de los arquitectos responsables.

El Señor continuó diciendo: “Los pisos inferiores del edificio representan los primeros niveles de la manifestación de la gloria de Dios donde el trabajo en las congregaciones ya está consolidado. Los pisos intermedios son las áreas ministeriales o las congregaciones donde el trabajo está en pleno proceso de consolidación y los pisos superiores se encuentran en un estado de desarrollo incipiente. La función de los apóstoles, profetas y maestros es supervisar el desarrollo y la consecución de las obras según los planos originales para corregir cualquier falla. El defecto grave en la fijación de la baranda del balcón en el último piso refleja la presencia de obreros negligentes e irresponsables a quienes no les importan las consecuencias de cometer semejante error”.

Una pasarela que entra en el mar

5) Aquellos ministerios que se atrevan a adentrarse en el mar podrán acceder a bendiciones y tesoros ocultos. Hay bendiciones que flotan en la superficie cerca de las costas, pero hay otras mayores que están ocultas mar adentro. Aunque se levante el viento y las olas cubran sus caminos, mientras se mantengan aferrados a las barandas (visión apostólica y profética), estarán seguros y podrán seguir avanzando para acceder a los tesoros ocultos.

Mientras oraba pude ver una pasarela de madera muy larga que penetraba un par de kilómetros dentro del mar. Cuando comencé a recorrerla el mar estaba calmado, pero luego de transitar unos cientos de metros, el viento levantaba un oleaje que tapaba la pasarela y sólo se podían ver los extremos superiores de las barandas a cada lado de la misma. Tenía que mantenerme aferrado a las barandas para que las olas del mar y el viento no me arrastraran.

Cuando le pregunté al Señor qué significaba esto, me dijo: “La pasarela significa el ministerio, el mar son las naciones y las olas son las circunstancias que las sacuden. Si mis hijos se mantienen en la costa estarán seguros, pero tendrán un radio de acción muy limitado. Para acceder a mayores niveles de gloria deben asumir el riesgo de abandonar lo conocido, donde se sienten seguros. Deben seguir avanzando, porque cuanto más avancen dentro del mar, mayores serán las manifestaciones de mi bendición sobre sus vidas”.

“Mientras puedan ver las barandas y mantenerse aferrados a ella, no hay problemas porque estarán seguros. Las barandas representan la visión apostólica y profética que les entregué, no deben desviarse porque mientras se aferren a ella estarán seguros. Las mayores manifestaciones de mi bendición y mi gloria se encuentran mar adentro y no en la costa”.

Dignificación y honra de las mujeres

6) Las mujeres que perseveraron fielmente delante del altar del Señor sin dejar caer sus promesas, recibirán respuestas dramáticas, radicales y violentas. Viene sobre ellas una unción de creatividad para resolver problemas prácticos que les permitirá acceder a cosechas financieras retenidas por años.

Pude ver en mi espíritu que se abría un tiempo de dignificación y honra para las mujeres en la Iglesia del Señor. Aunque esto se profetizó muchas veces, el Espíritu Santo me mostraba que todas las mujeres que esperaron pacientemente el día de la manifestación de la mano del Señor sobre sus vidas, sus familias, sus negocios y sus ministerios, comenzarán a recibir respuestas radicales y violentas a su favor. Es un año de capitalización para las mujeres en el Reino de Dios, porque cosecharán cosas que ni siquiera sabían que habían sembrado.

El Señor contabilizó cada anhelo, sueño, lágrima o servicio que prestaron, aunque ellas lo consideraron insignificante. Habrá promociones violentas donde todas aquellas mujeres que se prepararon en silencio, saldrán a realizar grandes hazañas para el Reino y recibirán grandes recompensas del Rey en persona. Se abrirán campos nuevos para las mujeres en el mundo de los negocios donde brillarán con ideas innovadoras que nunca antes se implementaron. Será una unción creativa para resolver problemas prácticos. Esa será la señal que reflejará la marca del Rey de reyes sobre sus vidas.

Se hace la luz sobre gente que llegó a su punto límite

7) Aquellos que se mantuvieron fieles a la Palabra de Dios y llegaron a un punto límite donde se agotaron sus fuerzas físicas, emocionales y espirituales, experimentarán una salvación tan radical y violenta como la que vivió Mardoqueo ante el perverso Amán. Este es su tiempo de restauración y restitución donde podrán acreditar a su favor todo el capital de gloria que generaron por medio de su fidelidad ante la Palabra revelada.

Ester 6:4: “Amán acababa de entrar en el patio exterior del palacio para pedirle al rey que empalara a Mardoqueo en la estaca que había mandado levantar para él”.

Ester 9:3-4: “Los funcionarios de las provincias, los sátrapas, los intendentes y los administradores del rey apoyaban a los judíos, porque el miedo a Mardoqueo se había apoderado de todos ellos. Mardoqueo se había convertido en un personaje distinguido dentro del palacio real. Su fama se extendía por todas las provincias, y cada vez se hacía más poderoso”.

Ester 10:3: “El judío Mardoqueo fue preeminente entre su pueblo y segundo en jerarquía después del rey Asuero. ¡Alcanzó gran estima entre sus muchos compatriotas, porque procuraba el bien de su pueblo y promovía su bienestar!”.

Pude ver en mi espíritu que había muchas personas en la Iglesia que lucharon por años contra la adversidad hasta que llegaron al límite de su resistencia física, emocional y espiritual. Llegaron a creer que ya no hay salida para su situación y están a punto de bajar los brazos para entregarse. El Señor me dijo con claridad estas palabras:

“Diles que llegó el día de su liberación total. Mientras resistieron los embates de las tinieblas, mis fuerzas los mantuvieron con vida durante todo ese tiempo. Ahora les parece que ya no hay más salida para la crisis que azota sus vidas, pero estoy a punto de manifestarme con poder sobre ellos. Cada día que se mantuvieron resistiendo aferrados a mi Palabra, generaron actos de justicia que acumularon gloria a su favor y ahora llegó el tiempo de su manifestación”

“Mardoqueo creyó que todo estaba perdido sobre su vida y su nación cuando vio la horca enorme que construyó el malvado Amán, pero Yo entro en acción cuando las fuerzas de los hombres se agotan. Puse un tiempo final al obrar de los perversos que los perseguían y atormentaban sus vidas. La horca que los malvados levantaron para colgar a los justos, se vuelve en contra de ellos porque liberaré a mi pueblo con grandes señales, prodigios y maravillas para sentarlos en los lugares de honra que destiné para mis hijos”.

El bosque talado que retoña

8) Dios se acordó de aquellos que pensaron que pasó el tiempo oportuno para sus vidas porque se equivocaron, tomaron malas decisiones, se asociaron a las personas incorrectas, tuvieron caídas o dejaron pasar oportunidades únicas para su promoción. Aunque hoy se vean como un álamo talado, su destino es crecer ilimitadamente hacia las alturas. En este tiempo Dios ordenó que vuelvan a la vida todos los sueños, proyectos, ministerios, negocios, emprendimientos y empresas que quedaron truncados. Así como el álamo, están destinados a crecer hacia las alturas y nada podrá detener esa realidad.

Génesis 49:22: “José es un retoño fértil, fértil retoño junto al agua, cuyas ramas trepan por el muro”.

Isaías 60:21-22: “Entonces todo tu pueblo será justo y poseerá la tierra para siempre. Serán el retoño plantado por mí mismo, la obra maestra que me glorificará. El más débil se multiplicará por miles, y el menor llegará a ser una nación poderosa. Yo soy el Señor; cuando llegue el momento, actuaré sin demora”.

Ezequiel 17:22-24: “Así dice el Señor omnipotente: De la copa de un cedro tomaré un retoño, de las ramas más altas arrancaré un brote, y lo plantaré sobre un cerro muy elevado. Lo plantaré sobre el cerro más alto de Israel, para que eche ramas y produzca fruto y se convierta en un magnífico cedro. Toda clase de aves anidará en él, y vivirá a la sombra de sus ramas. Y todos los árboles del campo sabrán que yo soy el Señor. Al árbol grande lo corto, y al pequeño lo hago crecer. Al árbol verde lo seco, y al seco, lo hago florecer. Yo, el Señor, lo he dicho, y lo cumpliré”.

Durante el mensaje que predicó el ap. Raúl Ávila el domingo 27 de noviembre por la mañana en la ciudad de Caracas, el Señor me mostró un bosque enorme de álamos talados, donde se veía el suelo poblado de tocones secos. Pude oír la voz del Espíritu Santo que me indicó desatar vida sobre ese bosque seco y ordenar que todo vuelva a la vida. Repentinamente, comenzaron a brotar retoños de todos esos tocones secos.

Cuando le pregunté al Señor el significado de la visión me respondió: “Los álamos son árboles destinados a crecer en línea recta hacia las alturas sin detenerse nunca y representan a mis hijos. Muchos de ellos fueron cortados por diferentes situaciones que atravesaron en sus vidas o errores que cometieron y creen que todo terminó para ellos. En este día les ordeno volver a la vida. Así como los retoños se levantan con vigor como una señal de vida desde un tocón seco por el que nadie daría nada, verás la restauración de muchos en mi pueblo que perdieron toda esperanza. ¡En este tiempo se levantarán como una manifestación gloriosa de mi poder sobrenatural!”.

Estas son las primeras visiones proféticas que el Señor me entregó y comenzarán a manifestarse a partir del año 2011.

Los amamos y bendecimos,

Prof. Bladimiro y Magui Wojtowicz

 

PALABRA PROFÉTICA PARA EL AÑO 2011

Presbiterio apostólico-profético de Ministerios Elías

1.    Año de grandes victorias

Estoy anunciándote un año de grandes victorias en contra de aquellos enemigos que en el pasado hicieron lo que quisieron contigo: el temor, la incertidumbre, la incredulidad, el enojo, la violencia. Contra todos ellos ahora te doy la autoridad y las fuerzas para destruirlos, dice el Señor; por lo tanto, no temas más sus amenazas, porque tendrás las oportunidades de derrotarlos. Te estoy levantando como un valiente guerrero, para derrotar estos gigantes, estos que han sido enemigos más poderosos que tú; pero alégrate porque nunca más serás vencido por ellos y durante todo este año 2011, cada vez que te enfrentes con ellos, siempre saldrás victorioso, declara el Señor.

“Perseguiré a mis enemigos, y los destruiré, Y no volveré hasta acabarlos. Los consumiré y los heriré, de modo que no se levanten; Caerán debajo de mis pies. Pues me ceñiste de fuerzas para la pelea; Has humillado a mis enemigos debajo de mí, Y has hecho que mis enemigos me vuelvan las espaldas, Para que yo destruyese a los que me aborrecen”.  2º Samuel 22:38-41

2.    Año de incrementos

Este será un año caracterizado por el incremento en tu vida, porque te llevaré por un proceso de crecimiento e incrementaré tu unción, incrementaré la revelación, incrementaré los dones y talentos que te he dado, porque pasaste por el examen y fuiste aprobado, entonces te daré más. Viene un incremento en tus ingresos, un incremento en tu nivel de influencia, un incremento en el ministerio, de tal manera que verás como lo que predicas y lo que haces en las áreas ministeriales donde te he colocado, será más efectivo. También incremento tus viajes, incremento tus resultados en todo lo que emprendas, porque este año crecerás, crecerás, crecerás y serás incrementado, declara el Señor.

“Aumentará Jehová bendición sobre vosotros; Sobre vosotros y sobre vuestros hijos”. Salmos 115:14

“el que da semilla al que siembra, y pan al que come, proveerá y multiplicará vuestra sementera, y aumentará los frutos de vuestra justicia, para que estéis enriquecidos en todo para toda liberalidad, la cual produce por medio de nosotros acción de gracias a Dios”.  2ª Corintios 9:10-11

3.    Año de grandes movimientos estratégicos y de nuevas alianzas

Este año 2011 experimentarás que aumentó tu sabiduría, te doy mucha inteligencia y mucha revelación, para que te muevas estratégicamente. Porque será un año donde establecerás plataformas para el crecimiento, para el avance, para los ascensos a los que te llevo. Entonces, este año experimentarás que te guío para que hagas movimientos estratégicos, movimientos que tendrán que ser rápidos y audaces, pues de la noche a la mañana las cosas las cambiaré a tu favor y debes estar atento a todos los movimientos que genero por ti. Es también un año de nuevas alianzas, alianzas que son del Reino, alianzas, donde no serás mas el perdedor, sino que más bien serás potenciado a mejores y mayores cosas. Traigo a ti la gente correcta, para que trabajes con ella, son los Bernabé que te ayudarán a ubicarte en tu llamado y propósito eterno. Son los Elías que desatan sobre ti la doble unción y que te impulsan a un ministerio poderoso de gran alcance, declara el Señor.

“Cuando habían pasado, Elías dijo a Eliseo: Pide lo que quieras que haga por ti, antes que yo sea quitado de ti. Y dijo Eliseo: Te ruego que una doble porción de tu espíritu sea sobre mí”.  2º Reyes 2:9

4.    Año de desatar mucha creatividad (soluciones creativas)

Estoy desatando sobre ti y sobre mi pueblo mucha creatividad, de tal manera que seas hábil para encontrar soluciones a problemas difíciles, lo cual te va a catapultar alto. También estoy desatando habilidad para realizar diseños celestiales en las cosas que tengas que emprender. Estoy enviando mucha creatividad en los salmistas, en los adoradores, en los que se mueven en el mundo de los negocios y donde la creatividad es una herramienta fundamental. Todo esto le permitirá a mi pueblo ser posicionado en mejores y mayores niveles.

Este año habrá una producción creativa de arte profético como nunca antes, en el diseño gráfico, en la alabanza, en la danza, en el trabajo con metales, piedras preciosas, telas, etc., y en los medios de comunicación, de tal manera que muchos cristianos serán promovidos y serán visibles en los grandes medios de comunicación del mundo; de esta manera mi Nombre será conocido y será puesto en alto, declara el Señor.

Habló Jehová a Moisés, diciendo: Mira, yo he llamado por nombre a Bezaleel hijo de Uri, hijo de Hur, de la tribu de Judá; y lo he llenado del Espíritu de Dios, en sabiduría y en inteligencia, en ciencia y en todo arte, para inventar diseños, para trabajar en oro, en plata y en bronce, en artificio de piedras para engastarlas, y en artificio de madera; para trabajar en toda clase de labor. Y he aquí que yo he puesto con él a Aholiab hijo de Ahisamac, de la tribu de Dan; y he puesto sabiduría en el ánimo de todo sabio de corazón, para que hagan todo lo que te he mandado”.  Éxodo 31:1- 6

5.    Año de poder

Ciertamente yo estoy anunciándote un gran año, una estación poderosa, un tiempo de visitación sobre tu vida, en donde todo lo que has oído de mi boca será cumplido, éste es mi tiempo para ti, mis planes en tu vida están vigentes, las promesas que yo te hice hace 5, 3 o un año viene  su cumplimiento, pero también viene el cumplimiento de tu parte, porque muchas cosas se han  tardado o se han detenido porque los votos que hiciste, lo que tu prometiste delante de mí, lo que me ofreciste, tus compromisos fallaron y no fueron cumplidos.  Pero yo estoy levantando a mi iglesia,  “para que ande en mis ordenanzas, y guarde mis decretos y los cumpla y me sea por pueblo y yo sea a ellos por Dios”. Ezequiel 11:20

6.     Año para ser prosperado en todas las cosas.

La llave para el 2011 es mi ley en tu corazón, sin apartarte de ella ni a diestra ni a siniestra, es mi palabra en tu boca, en tu mente, en tu corazón, de día y de noche, la bendición de este tiempo es para los buscadores de hacer mi voluntad, los que se deleitan en mis estatutos, mis mandamientos ordenaran tus pensamientos, tus caminos, tus decisiones, tus planes, tu casa, yo desato en tu vida, sed de mi presencia, hambre de mi palabra como el siervo clama por las corrientes de las aguas. Dice el Señor.

“Sólo te pido que tengas mucho valor y firmeza para obedecer toda la ley que mi siervo Moisés te mandó.  No te apartes de ella para nada;  sólo así tendrás éxito dondequiera que vayas. Recita siempre el libro de la ley y medita en él de día y de noche;  cumple con cuidado todo lo que en él está escrito.  Así prosperarás y tendrás éxito.” Josue 1:7 y 8 (NVI)

7.    Año para ver tu remuneración cumplida.

He aquí que llego el tiempo de la siega, los segadores ya están en el campo, llego el tiempo para recoger el grano, te anuncio que la cosecha es grande, que he dado orden que te dejen recoger, que hallaste gracia delante de mí, este año es de recompensas para ti, toda obra de tus manos, del pasado y del presente será remunerada.

“Jehová recompense tu obra y tu remuneración sea cumplida de parte de Jehová Dios de Israel, bajo cuyas alas has venido a refugiarte”. Rut 2:12

8.    Año de honra para el ministerio profético

Ciertamente el ministerio profético ha sido criticado, no creído, y subestimado en medio de  mi pueblo, pero el año 2011 traeré honra a mis profetas, a todos aquellos que han sido fieles con el ministerio profético que  he depositado en ellos, levantaré mi voz a través de ellos, hablaré a las naciones a través de los profetas, daré instrucción a los empresarios, traeré exhortación a mi pueblo , levantaré a los ministros proféticos con una voz de autoridad y ciertamente les respaldaré, cuando abran su boca para hacer decretos en contra de las obras de Satanás, el reino de las tinieblas caerá y se debilitará, AMADOS  PROFETAS ESTE ES SU AÑO!!! Dice el Señor.

9.    Año de escalar a tu posición de destino

El año 2010 fue el año de la prueba para ti, fue el año de entrar al taller del alfarero, para experimentar limpieza, muerte a ti mismo y ser moldeado, quiero decirte, que era necesario para que entraras al año 2011 completamente listo para escalar a tu posición, Yo me tomé el tiempo necesario para preparar tu corazón para las promociones que te esperan, para  recibir el poder que este año desataré  en tu ministerio y en tu vida. Cada mes verás como escalas  y te acercas más a tu destino profético porque el año 2011 es tu año de cumplimientos en muchas áreas.

“Pero la vasija que estaba modelando se le deshizo en las manos; así que volvió a hacer otra vasija, hasta que le pareció que le había quedado bien.   En ese momento la palabra del Señor vino a mí, y me dijo:”Pueblo de Israel, ¿acaso no puedo hacer con ustedes lo mismo que hace este alfarero con el barro? afirma el Señor. Ustedes, pueblo de Israel, son en mis manos como el barro en las manos del alfarero”.  Jeremías 18:4-6

“Porque yo sé muy bien los planes que tengo para ustedes afirma el Señor, planes de bienestar y no de calamidad, a fin de darles un futuro y una esperanza”. Jeremías 29:11

10.    Año de iniciar nuevos proyectos

Dice el Señor, hoy es el tiempo para iniciar esos proyectos que han estado en tu corazón por muchos años y que no has logrado darles el banderín de salida, así como comienza un nuevo ciclo de diez años, así comenzarán esos proyectos que se darán a luz en este año 2011 y se consolidaran a lo largo de esta década, no temas yo estoy contigo, los recursos vendrán, las personas idóneas vendrán, las asesorías que necesitas vendrán, porque éste es mi kairos para estos proyectos y empresas.

11.    Año de accesar a los montes de influencia

Yo estoy  abriendo las oportunidades en todas las áreas de influencia de las naciones para que mis hijos e hijas puedan accesar  y posicionarse en ellos, este año los cristianos figurarán en las artes, las comunicaciones, el gobierno, la  educación, los negocios y el deporte, las puertas se le abrirán, sus nombres serán conocidos, así como  el nombre de José fue nombrado en el palacio de faraón; así , los nombrarán y los mandarán a llamar a muchos de mis hijos para ubicarlos en lugares de influencia. Así que prepárate, dice el Señor, porque serás llamado y serás ubicado en la posición que te corresponde, de acuerdo con tu propósito eterno.

“Allí,  con nosotros,  había un joven hebreo,  esclavo del capitán de la guardia.  Le contamos nuestros sueños,  y a cada uno nos interpretó el sueño. ¡Y todo sucedió tal como él lo había interpretado!  A mí me restituyeron mi cargo,  y al jefe de los panaderos lo ahorcaron. “El faraón mandó llamar a José,  y en seguida lo sacaron de la cárcel.  Luego de afeitarse y cambiarse de ropa,  José se presentó ante el faraón”. Génesis 41:12-14

12.    Año en que mi iglesia se levanta poderosa

El año 2011, es el año  donde mi Iglesia se levanta poderosa como  en el tiempo de los hechos de los apóstoles, ya no estarás como una lámpara que está ubicada debajo de la mesa y su luz no se deja ver, este año serás luz y serás la sal que conserva y preservará las naciones de la tierra, habrá un mover sobrenatural en medio de mi pueblo que será conocido por muchos, los milagros en medio de ti se desatarán, la alabanza creará ambientes de liberación y victoria, el testimonio de las buenas nuevas penetrará  a lugares donde aún no ha llegado, ahora mi Iglesia será opción de respuesta para los problemas y conflictos en las naciones. Iglesia este es el año de resplandecer porque ha llegado tu luz, dice el Señor.

DECRETOS APOSTÓLICOS:

 

1.    Decretamos que sale a luz y a vergüenza el espíritu de engaño que ha cegado el entendimiento de muchos para obedecer la voluntad de Dios.

2.    Ordenamos desde las esferas celestes que se detenga todo espíritu de contienda, discordia, división, manipulación, murmuración dentro de la iglesia,  todo aquello que hiere el cuerpo de Cristo sea arrancado de raíz.

3.    Decretamos en el 2011 una multiplicación acelerada del pueblo de Dios en todas las naciones de la tierra como una señal profética para debilitar al faraón que oprime las naciones.

4.    Decretamos que es soltado un estallido del poder de Dios sobre las ciudades y países de Latinoamérica identificados como más violentos y que retrocede el espíritu de muerte, que cae como una pesada nube de la misma presencia de Dios sobre estos territorios.

5.    Decretamos que como pueblo del Señor  venimos a la Corte Celestial a reclamar para vida eterna a los líderes de nuestras naciones: presidentes, vice-presidentes, gobernadores, alcaldes, primeros ministros, reyes, a todos los que están en eminencia para que gobiernen con ciencia e inteligencia y llenos del poder de Dios.

6.    Decretamos milagros económicos viniendo  a nuestras familias, ciudades y naciones,  que los hijos de Dios que han caminado en fidelidad con El crecerán en territorios, se ensanchan las cortinas de las tiendas, viene la posesión de tierras como testimonio del avance del reino de Dios.

7.    Decretamos prisión al espíritu de Caín  (“acaso soy yo guarda de mi hermano”) , que está enraizado en medio de los ministros del evangelio, se anula toda burla, egoísmo, envidia, enojo,  ingratitud,  menosprecio, murmuración, competencia entre siervos de Dios, y nos volvemos guardadores de las espaldas de nuestros consiervos.

8.    Decretamos que el año 2011 es un año de compromiso con el Señor, que muchos serán ordenados para ser ministros en el lugar de trabajo, en el púlpito, en todo lugar donde se muevan los miembros del cuerpo de Cristo.

9.    Decretamos que el año 2011 será recordado como el año de las sanidades extraordinarias.

10.    Decretamos que nuestros hijos e hijas se encuentran cara a cara  con el Señor este año, que no serán los mismos, que será un año de cambios significativos.

11.    Decretamos que los negocios que se mueven en legalidad tendrán un impacto de crecimiento durante el 2011 no comparado con los últimos 5 años.

BENDICIÓN:

Amados hermanos y hermanas, un nuevo año comienza, también una nueva década. Tenemos la plena convicción en nuestro espíritu que en este año encontraremos sintetizadas, las grandes cosas que el Señor desatará sobre nosotros en esta década. Le animamos a continuar creyéndole al Señor, pues de él recibiremos el premio si nos mantenemos firmes hasta el final. Dios le bendiga.

“Por amor a Sión no guardaré silencio, por amor a Jerusalén no desmayaré, hasta que su justicia resplandezca como la aurora, como antorcha encendida su salvación. Las naciones verán tu justicia, y todos los reyes tu gloria; recibirás un nombre nuevo, que el Señor mismo te dará.  Serás en la mano del Señor como una corona esplendorosa, ¡como una diadema real en la palma de tu Dios! Ya no te llamarán «Abandonada», ni a tu tierra la llamarán «Desolada», sino que serás llamada «Mi deleite»; tu tierra se llamará «Mi esposa»; porque el Señor se deleitará en ti, tu tierra tendrá esposo.  Como un joven que se casa con una doncella, así el que te edifica se casará contigo; como un novio que se regocija por su novia, así tu Dios se regocijará por ti.  Jerusalén, sobre tus muros he puesto centinelas que nunca callarán, ni de día ni de noche. Ustedes, los que invocan al Señor, no se den descanso; ni tampoco lo dejen descansar, hasta que establezca a Jerusalén y la convierta en la alabanza de la tierra. Por su mano derecha, por su brazo poderoso, ha jurado el Señor: «Nunca más daré a tus enemigos tu grano como alimento, ni se beberá gente extranjera el vino nuevo por el que trabajaste. Alabando al Señor comerán el grano quienes lo hayan cosechado; en los atrios de mi santuario beberán el vino quienes hayan trabajado en la vendimia.» ¡Pasen, pasen por las puertas! Preparen el camino para el pueblo. ¡Construyan la carretera! ¡Quítenle todas las piedras! ¡Desplieguen sobre los pueblos la bandera! He aquí lo que el Señor ha proclamado hasta los confines de la tierra: «Digan a la hija de Sión: “¡Ahí viene tu Salvador! Trae su premio consigo; su recompensa lo acompaña.” » Serán llamados «Pueblo santo», «Redimidos del Señor»; y tú serás llamada «Ciudad anhelada», «Ciudad nunca abandonada»”.  Isaías 62 (NVI)

PALABRA SOBRE EL SALVADOR:

Despierto el espíritu de los gobernantes que por mucho tiempo han estado dormidos, pero ahora comienzan a gobernar, trayendo cambio de leyes que benefician a los necesitados, a los pobres, a los niños y los jóvenes. También elaboran leyes que son favorables para la iglesia cristiana.

Mi amada nación de El Salvador, Yo declaro que el 2011 es año de Sanidades para ti, de tal manera que aun en los hospitales habrán muchos milagros de sanidad. También te anuncio un año de visitación de generales del Reino que traerán impartición de rompimiento sobre toda maldición generacional y traerán limpieza sobre tu tierra. Retrocederá el espíritu de inmoralidad, especialmente en medio de los niños y los jóvenes.

También declaro que tu economía se comenzará a levantar, tu crecimiento económico te posicionará alto en medios de las naciones. Se levantaran empresas muy prósperas. Especialmente traigo un incremento en el turismo, tanto que aquellos que inviertan en el turismo prosperarán rápida y abundantemente, viene mucha inversión externa en el sector turismo, pues yo declaro que serás llamada tierra deseada, dice el Señor. Además anuncio un renacer de la agricultura, ya que el 2011 será un año de gran fertilidad en los campos, la ganadería y las costas. Te pongo como una nación clave en la región, y se desarrollará un mayor acercamiento con los países vecinos, debido a lo que será conocido como el milagro económico de Centro América. Fuiste como un árbol que quisieron arrancar de raíz, pero yo he fortalecido tus raíces y vas a reverdecer, porque voy a enviar Mi palabra. Vas a volver a levantarte y serás como árbol frondoso reconocido entre las naciones. Vendrá sanidad sobre ti, y comienza un tiempo de paz.

También traigo mucho crecimiento en medio de Mi iglesia, y El Salvador será levantada como una nación apostólica, una nación donde serán levantados muchos padres apostólicos para América Latina. Además los jovenes y niños son levantados como ejemplos para el mundo, se levantarán junto con los siete mil de Elías que no han doblado sus rodillas ante los ídolos. Desato mucha revelación sobre los líderes religiosos, de tal manera que entenderán los tesoros escondidos y los secretos muy guardados, declara el Señor.

Presbiterio apostólico-profético de Ministerios Elías

El Salvador, Centroamérica, 1º de Enero de 2011

 

GUÍA PROFÉTICA PARA EL 2011 POR EL PROFETA RONY CHAVES

Dada durante la Conferencia “Familias, la mayor riqueza de la nación”

  • Ø “Venezuela está a punto de entrar a la hora más gloriosa de su historia”

Como introducción el Profeta Rony nos habló de que el 2010 es también el año 5570 del calendario judío, lo que indica que ambos marcan el final de una década y el comienzo de otra; y por lo tanto estamos hablando de algo que está evolucionando, que está creciendo, y el 2011 nos introducirá en un nivel de mayor gloria, de mayor sobrenaturalidad; se nos dijo que en los códigos descifrados de las Sagradas Escrituras se menciona más de 200.000 veces que el 2011 es el comienzo de la década donde “los hijos de Dios comerán del bien de la tierra”; que es la “época de la restitución”, lo cual quiere decir que el Señor obligará al enemigo a devolvernos siete veces más de lo que nos robó.

También el profeta nos pidió recordar lo anunciado para el 2010, donde comenzaría:

a.- La década del evangelismo profético; donde fluiríamos con los dones del Espíritu Santo de manera impresionante. Emerge lo profético. Es la época del empoderamiento, de milagros sorprendentes, vuelven los milagros con el toque de la pura sombra.

b.- Varias naciones, incluyendo a Venezuela, entrarían a ver cristalizada una explosión de avivamiento que no la detendría nadie. Dios le entrega a la Iglesia la nación (¿Recuerdan? CCN si quieren a Venezuela se las doy). Debemos saber que las circunstancias NO anulan lo que Dios ha dicho.

c.- Viene la ola más grande de misioneros latinoamericanos al mundo. Hay que preparar una Escuela de Misiones.

d.- 2010 es el despegue de una nueva generación a una nueva dimensión.

e.- Aunque vendrá una ola de calumnias y ataques contra los ministros de Dios, Él prepara para ellos su hora de honra.

f.- 2010 será el despertar de la conciencia social de la Iglesia para restaurar a la gente, por lo que la Iglesia debe prepararse para atender a los niños en la calle, madres solteras, drogadictos, alcohólicos, indigentes, otros.

g.- Veremos muchas señales en el cielo y en la tierra que anunciarán tiempos de gloria.

h.- Es la década para subir al escenario profético. Para que nos atrevamos hacer lo que nunca hemos hecho. Para cumplir el papel asignado por el Dios del Cielo. ¡Ahora o Nunca! Estamos en el umbral de la mayor cosecha y consolidación de nuestra historia.

 

TODO LO ANTERIOR SIGUE ESTANDO VIGENTE Y SE LE AÑADE EN ESTE 2011:

1.- Entramos para ver el final o consumación de una época teológica de prosperidad. Lo anterior a esto trajo esclavitud, pero ahora vamos a ver milagros de multiplicación financiera nunca antes vista que nos librará de esa esclavitud. Es una época de abundancia y sobre abundancia de distintos niveles. Algunos recibirán todo lo necesario para ser libres de toda deuda, otros tendrán abundancia de bienes y otros llegarán al nivel de la sobreabundancia; esto nos llevará a entrar en la dimensión “del gozo de dar”. Daremos grandes cantidades pero con gozo; tendremos para dar a todo.

2.- Viene una ola de sobreabundancia para los que han sido “activadores de la prosperidad para mis hijos”, porque soy yo dice el Señor el que los ha querido llevar a esto. A los que lo han hecho, lo han enseñado, los levantaré a una gran dimensión.

3.- Llegó la hora de la mayor activación de la mujer en el ministerio y en los puestos públicos de la nación. Les daré la unción de Débora. Esto lo haré dice el Señor por causa de que la mujer tiene mayor sensibilidad a lo profético.

4.- Veremos desarrollar dentro de la Iglesia como nunca antes el ministerio quíntuple (Apóstoles, profetas, maestros, evangelistas y pastores).

5.- Viene la mayor cosecha para los constructores apostólicos. Quiero decirle a CCN que la torre es profética. Con la Torre CCN en el centro de Venezuela, ha tomado posesión del centro del círculo, y el que toma el centro del círculo lo envuelve todo. Toma y determina el control de la nación espiritualmente.

6.- El tema de esta conferencia fue profético. En esta década Dios tratará con las familias. Es la época de la restauración familiar. Restauración de los hogares. Restauración de los matrimonios, de los hombres y de las mujeres. Restauración de las relaciones de los padres con los hijos y de los hijos con los padres. Pondremos a la nación a los pies de Jesucristo cuando conquistemos para él a las familias.

7.- Esta es la década de la buena voluntad de nuestro Dios para nosotros; la década de su venganza de nuestro enemigo.

8.- Lo que hagamos en estos últimos días del año será determinante para el nuevo; determina la cosecha que tendremos el próximo año.  Estemos expectantes.

 

DEL CORAZON DE LA HERMANA GWEN SHAW

Amados Intercesores,

Desde Curitiba, Brasil les saludo con los versículos de Josué 1:5-9

“Nadie te podrá hacer frente en todos los días de tu vida; como estuve con Moisés, estaré contigo; no te dejaré, ni te desampararé.

Esfuérzate y sé valiente; porque tú repartirás a este pueblo por heredad la tierra de la cual juré a sus padres que la daría a ellos. Solamente esfuérzate y sé muy valiente, para cuidar de hacer conforme a toda la ley que mi siervo Moisés te mandó; no te apartes de ella ni a diestra ni a siniestra, para que seas prosperado en todas las cosas que emprendas.  Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien. Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas.”

Estos son los versículos que el Señor me ha estado hablando estos últimos tres días al volar a Brasil.

Creo que todos sentimos que hay un cambio en el almanaque de Dios. Debemos prepararnos.

Después de retiro glorioso y ungido en el tabernáculo de gloria en Jasper con mensajes ungidos y milagros asombrosos de sanidad, nos preparamos inmediatamente para salir para Brasil, Nuestro grupo consiste de Doreen, mi asistente, mi hijo Tommy, Pamela White y el hermano Larry Groves con su shofar. Tal vez te preguntas por que viaja tan lejos sólo para sonar el shofar pero grandes milagros suceden cuando suena su shofar bajo la unción del Espíritu Santo.

En el aeropuerto nos recibieron José María García y su hijo Walter con varios pastores de la zona, con mucho entusiasmo y alegría. Es maravilloso cuando se juntan los santos. A veces son más cercanos que la propia familia.

Anoche comenzaron las reuniones y ministraron Pamela, Tommy el Hno. Larry mientras yo me quedé a descansar en el hotel y enviarles esta carta.

En el camino, pasamos una noche en Dallas donde tuve el privilegio de asistir a una reunión del Consejo Apostólico de Ancianos Profetas y me gustaría compartir con uds. un poco de lo que Dios está diciendo.

1. El 2011 traerá grandes transiciones. Habrá cambios en los poderes  espirituales, en los poderes demoníacos y también gubernamentales. Necesitaremos clamar por misericordia.

2. Habrá cambios en las finanzas y la disciplina en la iglesia.

3. Tendremos que mantenernos firmes ante la adversidad y mantenernos fuertes y  de buen ánimo a través del poder del Espíritu Santo en nuestras vidas. Cuando Dios da la orden, él da el poder para cumplirla porque Su palabra es creativa.

4. Se juzgará el liderazgo como nunca antes. La Iglesia será sacudida. Dios quiere levantar la Iglesia a un nuevo nivel de santidad. Un nuevo estándar de Santidad está emergiendo que separará el pueblo de Dios de lo inmundo, separará los consagrados de los ambiciosos políticamente. La nueva Iglesia tendrá el poder de Dios, el poder de la unción del Espíritu Santo obrando en sus vidas con señales, maravillas y milagros. El Espíritu Santo está enfatizando la necesidad que la Iglesia tiene de volver a los originales estándares de santidad y santificación.

5. Dios llamará a personas que ayunen por santidad. Su pueblo se enfrenta a gigantes que nunca antes ha tenido que enfrentar. O los conquistamos o seremos conquistados por ellos.

6. Sobre el problema en Corea del Norte y Corea del Sur, los profetas creen que es un intento de satanás de impedir el movimiento “Regreso a Jerusalén”.

Hay cosas que tratan de meterse en la iglesia y necesitamos orar por eso.

1. El humanismo

2. Lo oculto

3. La mundanalidad

4. La frialdad y estar tibio

5. El amor al mundo e imitar la manera que vive el mundo

Recuerda las cinco vírgenes (que eran creyentes)  que no estaban listos cuando llegó el novio.

El año que viene, el año undécimo, será un año importante. El número 11 es el número de la novia. Chuck Pierce dijo que “era el año de la tormenta perfecta y de gran devastación”. Veremos cambios dramáticos.

Tengo una gran carga por Israel. Oren por los líderes religiosos de Israel que reconozcan a Jesús como su Mesías porque hasta que eso no suceda, continuarán sufriendo en gran manera. El Espíritu Santo es nuestro Ayudador, nuestro Consolador, nuestro Amigo y nuestro protector. Se le ha prometido a nosotros y también a aquellos que aceptan a Jesucristo como su Salvador. Recuerden que en el Día de Pentecostés Pedro dijo a Israel, “Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo.

Porque para vosotros es la promesa, y para vuestros hijos, y para todos los que están lejos; para cuantos el Señor nuestro Dios llamare.”

Este es el año que Dios visitará a Israel con el fuego del Espíritu Santo en señales y maravillas – aún en sus sinagogas y templos. Si se ha visto a Jesús caminar en La Mecca, sin duda pronto se revelará a Sí mismo en los templos de su pueblo. Ellos son Su primer amor.

En cuanto a mí, yo creo que estamos entrando a la dispensación del Espíritu Santo de una manera nueva y más poderosa que hayamos visto en mucho tiempo. Necesitamos leer y estudiar más acerca del Espíritu Santo. Lee mi libro sobre el Espíritu Santo “Recibiréis Poder de lo Alto.”

Continúen orando por nosotros al ministrar a los corazones hambrientos.

Amor y Paz,

Hermana Gwen


About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.079 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: